"/>

Confirmado, mejor material de salvamento: tabla de rescate.

En el año 2012, y durante la Conferencia de Ahogamiento que la Lifesaving Foundation estaba celebrando en Dublín, Roberto Barcala, profesor de la Facultad de Ciencias de la Educación y del Deporte de Vigo y socorrista profesional, se cruzó en el camino de David Szpilman, médico y referente mundial en el estudio y tratamiento del ahogamiento. Durante el encuentro, iniciaron un debate sobre cual era el mejor material de salvamento en el agua para el uso del socorrista. Szpilman le propuso a Barcala un reto; experimentar con el mayor número de materiales de rescate para llegar a la conclusión más cercana a sus inquietudes. Barcala regresó a España, consciente de que el diseño metodológico correría a cargo de Szpilman y él, pero necesitarían un equipo, así que se puso manos a la obra con miembros y colaboradores de GIAAS (Universidad de La Coruña) y REMOSS (Universidad de Vigo) -grupos de investigación universitarios en salvamento y socorrismo– que componen RED VIGIAS. Se abría también la posibilidad de trabajar de forma colaborativa con Brasil (SOBRASA). A partir de ahí se fueron dando pasos, hasta realizar los test piloto en Gijón y Santiago del Teide (Tenerife). Luego se presentaron los resultados preliminares en el Congreso Mundial de Ahogamiento en Postdam (Alemania) y finalmente derivó en la publicación en American Journal of Emergency and Medicine, reconocida mundialmente como una de las mejores revistas del mundo en el campo de las emergencias.

ROBERTO BARCALA RED VIGIAS

Nos entrevistamos con Roberto Barcala para conocer un poco más sobre el trabajo de investigación.

¿Quienes sois los integrantes del equipo?¿En que consiste el trabajo de Red de Vigías?

Los integrantes somos un grupo de gente que focaliza su trabajo en el socorrismo:

David Szpilman es médico y la referencia mundial en el estudio y tratamiento del ahogamiento.

José Palacios Aguilar, es profesor de salvamento en el INEF (Universidad de A Coruña) y es sin duda el máximo representante del socorrismo en España.

Javier Costas Veiga, Cristian Abelairas Gómez y Antonio Bores Cerezal son profesores de la Universidad Europea de Atlántico (Santander) y Sergio López (Universidad Pontifica de Salamanca), son personas muy vinculadas a la formación e investigación en socorrismo, y yo mismo, que también me dedico a esto.Cabe decir que esperemos que esta investigación sea una parte de la tesis doctoral de Javi Costas.

En el estudio participaron 35 socorristas que se basaron en 4 técnicas diferentes de entrada al agua y asistencia a la víctima para lograr el objetivo de la investigación. ¿Nos puedes contar cual era ese objetivo?

El objetivo era comparar los cuatro materiales más habituales para determinar cuál era mas rápido (por tanto interrumpía antes el proceso de ahogamiento), poder cuantificar este ahorro de tiempo y conocer si había diferencias en la aplicación de la reanimación cardiopulmonar en función del uso de material.

¿Existe realmente una gran diferencia en la calidad de una RCP dependiendo del material utilizado?

No, la RCP es una habilidad que se domina o no se domina. Influye la fatiga, pero no el material.

 

ESTUDIO TABLA DE RESCATE
35 socorristas formaron parte de 92 simulacros de rescate en 4 modalidades de intervención; salvamento sin material, salvamento con aletas, salvamento con aletas y marpa y salvamento con tabla de rescate.

Trabajasteis en dos zonas geográficas diferentes. ¿Como pueden afectar las condiciones climatológicas y orográficas de cada zona a la eficiencia de cada intervención?

Trabajar en dos zonas tenía una intención. Si en dos zonas diferentes, los resultados son los mismos, quiere decir que pueden ser extrapolables. La tabla fue lo más rápido siempre.

Como conclusión final, ¿que hace que la intervención con tabla de rescate sea hoy por hoy el medio más idóneo para el salvamento más limpio y eficaz?

Llega antes a la víctima (por tanto interrumpe el proceso de ahogamiento) es decir, cierra el grifo antes, por tanto la aspiración de agua es menor, y esto genera un menor daño alveolar. Por otro lado, finaliza el rescate antes, esto implica más seguridad para el socorrista, que está menos tiempo en el agua, menos fatiga (por si ha de hacer otro rescate) y mejora el pronóstico del ahogado. Por cada minuto que se retrasa la reanimación, se pierden entre un 10 y un 12% de probabilidades de supervivencia, por tanto, cada segundo cuenta.

Puedes leer el artículo original de American Journal of Emergency Medicine aquí

ESTUDIO TABLA DE RESCATE

Desde Yo Socorrista felicitamos a Roberto Barcala y todo el equipo que integró este trabajo de investigación y damos las gracias por permitirnos realizar esta entrevista

Comenta con Facebook

Javier Server

Javier Server. Socorrista en playas desde 2002, compagino esta profesión como formador en socorrismo acuático y Técnico en Emergencias Sanitarias. Apuesto por un socorrismo en continua renovación y con la motivación, la técnica y el trabajo en equipo como armas fundamentales para que como socorristas nos sintamos siempre seguros en nuestro entorno de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies