"/>

3 Consejos para socorristas en forma

Es sabido por todos que la labor del socorrista requiere de un trabajo previo de puesta a punto. Es necesario que los hombres y mujeres que van a velar por la seguridad de los bañistas en verano, y en ocasiones realizar arriesgadas actuaciones que requieran de un gran esfuerzo, estén preparados para ello. Por eso el socorrista necesita de una preparación física y técnica anterior al inicio de la temporada. Pero, la pregunta que muchos se hacen es: ¿y una vez iniciada la temporada? Se da la paradoja de que un trabajo que requiere una gran preparación, luego puede resultar un trabajo sedentario y poco activo físicamente, mientras se está a la espera de que llegue el momento de entrar en acción. Esta fase de trabajo pero de inactividad física, puede llegar a hacernos perder el estado de forma alcanzado con anterioridad. Para que esto no suceda, aquí os ofrecemos estos 3 consejos, a modo de pautas, que nos ayudarán a mantenernos siempre a un nivel alto en las diferentes cualidades que nos interesan, e incluso prevenir lesiones:

1. Es importante mantener un estado de resistencia aeróbica óptimo, que nos ayude a no sentirnos fatigados durante nuestra labor y a actuar con solvencia cuando sea necesario. Para ello no debemos descuidar la resistencia aeróbica fuera del agua. Es recomendable realizar sesiones aeróbicas (corriendo, por ejemplo), durante al menos dos veces a la semana. Hay que tener en cuenta que estas sesiones deben tener una duración media (entre 45 minutos y hora y media), y ser realizadas a un 55-65% de la intensidad máxima del individuo. Cada 3 – 4 sesiones podemos dedicar una sesión más corta a la resistencia anaeróbica láctica y explorar la zona de resistencia del 80 – 90%, reduciendo el tiempo del ejercicio y prolongando las recuperaciones.

2. Cultivar y mantener la resistencia física es otro de los retos. Para ello debemos pasar tiempo en el agua, dedicándole al menos otros dos días a la semana (si puede ser, diferentes a los que dedicamos a la carrera), a realizar sesiones en el agua de una duración mínimo de 25 minutos, y máxima de 1 hora. Durante este tiempo es recomendable darle continuidad al movimiento, centrarse en la técnica y no prestar atención a la velocidad. Debemos relacionarnos con el medio acuático de una manera tranquila, manteniendo lo que hemos conseguido hasta el momento. Como en el caso anterior, es buena idea que cada 3 – 4 entrenamientos en el mar, realicemos sesiones de velocidad, en distancias cortas, de no más de 200 metros, y con descansos completos.

3. La fuerza y la potencia de nuestro tren inferior y superior es clave para desenvolverse correctamente en muchas situaciones. Si la preparación previa ha sido buena, nos bastará con realizar ejercicios una vez a la semana. Estos ejercicios pueden ser los clásicos que se realizan con máquinas, aparatos o pesos libres, en un gimnasio; pero resulta una propuesta interesante integrarlos en el medio, en la playa y en el agua. ¿Cómo? Realizando ejercicios con el propios peso de los compañeros, practicando deportes de contacto en la arena (el rugby puede ser una opción muy divertida), desplazando pesos muertos en el agua o incluso a hombros…

Es conveniente que estas pautas, dentro de la medida de lo posible, nos habituemos a realizarlas antes de empezar la jornada de trabajo, ya que nos permitirá activarnos para el resto del día y no nos perjudicará de cara al descanso nocturno. A veces resultará complicado, sobre todo si organizamos entrenamientos con los compañeros, pero en cualquier caso, se debe intentar que no sea muy cerca de la hora de descansar.

Si anteriormente hemos hecho los deberes, cumpliendo con estas 3 pautas mencionadas, no debemos tener problemas en mantener nuestro estado de forma, y conseguiremos estar preparados para cualquier situación.

Gonzalo Monfort
Gonzalo Monfort es profesor universitario. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y Máster en Investigación en Ciencias de la Actividad Física. Actualmente preocupado por mejorar la preparación y la salud de personas que tienen su condición física como herramienta de trabajo En twitter: @GonzaloMonfort
Comenta con Facebook

Javier Server

Javier Server. Socorrista en playas desde 2002, compagino esta profesión como formador en socorrismo acuático y Técnico en Emergencias Sanitarias. Apuesto por un socorrismo en continua renovación y con la motivación, la técnica y el trabajo en equipo como armas fundamentales para que como socorristas nos sintamos siempre seguros en nuestro entorno de trabajo.

Un comentario sobre “3 Consejos para socorristas en forma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies