"/>

Tecnología frente ahogamiento: Programa Poseidón

Conseguir mantener una vigilancia completa no siempre es fácil. Desarrollar una linea y actitud preventiva en nuestro servicio es la única opción para descartar, o al menos reducir, nuestra intervención en el agua. Pero todos sabemos que no siempre es fácil, no solo jugamos con factores como son las distracciones involuntarias cuando debemos atender las preguntas de un bañista, la fatiga o el cansancio que supone , en muchas ocasiones, trabajar en entornos de riesgo más que previsible, con una tasa de afluencia de bañistas elevada y bajo unos recursos humanos mínimos, como solemos vivir en las piscinas.

Para estos casos en los que no solo basta con tener los ojos bien abiertos y puede ocurrir un incidente en lo que tardamos en girar la cabeza de un punto hacia otro, los americanos Poseidon Tecnologies Inc, junto con los israelíes Maytronics LTD, pensaron de que forma se podía contribuir a localizar ese “despiste” que no logramos detectar en nuestros barridos, y crearon el software Poseidón.

¿En que consiste Poseidón?

Se trata de un complejo programa que distribuye cámaras en todos los puntos del fondo de la piscina, junto con escáneres que pueden detectar movimientos sospechosos a la natación común y transmiten rápidamente señales de alarma acústicas a través de un monitor que tiene a mano el socorrista, indicándole la posición exacta de la víctima pasiva en el fondo que no ha podido ser divisada a tiempo. A continuación puedes ver una prueba del software en el siguiente video:

 

Acojona verdad? Perdón. Pues más impactante es conocer el dato de que esta tecnología se concibió en Europa en 1990 con un presupuesto de 30 millones de dólares y 65 ingenieros, finalizando el programa en 1996 y realizando una primera instalación en Europa en el año 2000 y otra en Estados Unidos en 2002. Según su web, actualmente solo 230 piscinas en el mundo disponen de esta tecnología instalada en sus fondos, 50 de ellas en América. Con estos datos muchos de nosotros nos preguntamos ahora; ¿que precio debe tener Poseidon para que solo 230 piscinas en el mundo cuenten con esta tecnología? ¿Por qué no se ha implantado en más espacios para así contribuir reducir los ahogamientos que se producen en estos espacios? ¿Que inconvenientes puede presentar? ¿Conseguirá la tecnología convencernos por fin para que le dejemos acompañarnos en los rescates con sus cámaras y velocidades bajo control remoto? Ya veremos, ahora es el turno del dron.

Comenta con Facebook

Javier Server

Javier Server. Socorrista en playas desde 2002, compagino esta profesión como formador en socorrismo acuático y Técnico en Emergencias Sanitarias. Apuesto por un socorrismo en continua renovación y con la motivación, la técnica y el trabajo en equipo como armas fundamentales para que como socorristas nos sintamos siempre seguros en nuestro entorno de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies