"/>

Sistemas de balizaje GPS en corrientes de resaca

El pasado mes de Agosto de 2016 tuvo lugar la conferencia “Corrientes de Resaca: Generación, Detección y Casos Prácticos en Playas de Asturias” en la Casa de Cultura de San Juan de la Arena (Asturias). Este evento que organiza Cruz Roja Española con la colaboración del Ayuntamiento de Soto del Barco, se realiza desde 2014 y cada año incluye aspectos diferentes sobre las corrientes de resaca (figuras 1, 2 y 3)

Es importante conocer bien estos fenómenos ya que causan la mayor parte de los rescates y ahogamientos en la playa tanto en España como fuera de nuestras fronteras.

Este año la conferencia fue seguida de una jornada práctica en la cercana playa de Los Quebrantos en la que los participantes pudieron identificar y realizar el seguimiento de las corrientes de resaca desde el mirador “Punta del Pozaco” que ofrece un puesto de observación inmejorable a unos 30 m. de altura (figura 4).

El grupo de observación de la jornada práctica incluía a uno de los socorristas de Cruz Roja en comunicación con el coordinador de los socorristas en la playa. Según lo acordado previamente, desde el puesto de observación se envió un mensaje para que desde la zona de la corriente de resaca, se lanzara una boya de color naranja de gran tamaño. Al principio la boya no estaba bien situada dentro de la zona de la corriente de resaca y las olas rompientes la acercaban a la orilla. No obstante, desde el puesto de observación enviamos un mensaje para corregir la posición dentro de la corriente de resaca y esta vez la boya se fue alejando mar adentro. Esto pone de manifiesto que la mejor localización para identificar las corrientes de resaca es una posición elevada que ofrezca una visión lateral de la playa.

Cuando preparamos esta prueba, los socorristas pensaban que tendrían que salir en la zodiac para recoger la boya mar adentro y se hicieron preparativos a este respecto. Sin embargo, la dinámica de las corrientes de resaca nos enseña que en la cabecera (al final de la corriente de resaca) la velocidad disminuye y la corriente se dispersa circularmente. En esta zona, a unos 40 m de la orilla, la boya fue empujada por las olas rompientes con la característica espuma blanca (olas de traslación) y volvió rápidamente a la playa sin necesidad de usar la zodiac.

Esta experiencia nos dice que si entramos en una corriente de resaca y nos dejásemos llevar, sin perder la calma en vez de quedar extenuados al nadar contra la corriente, regresaríamos tranquilamente a la orilla empujados por las rompientes (olas con espuma blanca), una vez que hubiéramos completado el circuito corriente de resaca/olas rompientes (figura 5).

La investigación sobre corrientes de resaca mediante boyas con dispositivos gps pone de manifiesto la presencia de estos circuitos donde interaccionan las corrientes de resaca y las olas rompientes que al llegar a la orilla generan corrientes de alimentación que desarrollan las corrientes de resaca y continúan reactivando estos circuitos (figuras 5 y 6). Estos procesos circulares son importantes en el seguimiento de la contaminación, nutrientes y en las tareas de salvamento y rescate en las zonas próximas a la playa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Antonio de la Cruz es Geologo Marino, Centro de Formación Universidad Camilo José Cela de Madrid. Contacto: a.delacruz@greenresults.eu

 

Comenta con Facebook

Javier Server

Javier Server. Socorrista en playas desde 2002, compagino esta profesión como formador en socorrismo acuático y Técnico en Emergencias Sanitarias. Apuesto por un socorrismo en continua renovación y con la motivación, la técnica y el trabajo en equipo como armas fundamentales para que como socorristas nos sintamos siempre seguros en nuestro entorno de trabajo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies