"/>

17 ahogados los primeros 8 días de Mayo

Llega a la redacción una alarmante nota de prensa de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo. Si ya en 2015 se registraron 414 muertes por ahogamiento en espacios acuáticos del territorio español, solo en los primeros 8 días de lo que llevamos del mes de Mayo han fallecido 17 personas, registrándose 11 ahogamientos en playas, 4 ahogamientos en ríos, 1 en una piscina y 1 en un pozo, según citan fuentes de la RFESS, quienes también inciden en el riesgo que se corre de llegar a superar la cifra de 414 del año 2015 ya que desde el 1 de Enero al 8 de Mayo de este 2016 ya han perdido la vida en el agua 119 personas, casualmente el mismo número de personas que fallecieron en los primeros meses de 2015.

Recordemos que el pasado Marzo, la RFESS publicó una nota de prensa motivando a las administraciones a tomar parte en la inversión, control y seguridad de los espacios acuáticos para reducir las cifras de ahogamiento respecto al año anterior, a lo que su presidenta, Isabel García Sanz afirma meses después que “más allá de alguna buena palabra, ya que alguno ni respondió a nuestra iniciativa, la Administración sigue dándonos la espalda a una situación que cuesta cientos de vidas humanas cada año, cuando muchas de estas muertes son evitables”

Y mientras, los ayuntamientos se lo piensan a la hora de publicar las licitaciones, pensando más en la oferta económica que en la calidad de la prestación del servicio y seguridad de sus costas, para luego correr a contrarreloj a puertas de Junio cuando deberían aprobarse las concesiones con 6 meses de antelación para preparar un operativo de vigilancia y salvamento de una forma adecuada. Parece que la seguridad solo nos importa a los/las socorristas y, a día de hoy, las administraciones se empeñan en creer que nuestra profesión no deja de ser un “trabajo temporal para jóvenes estudiantes”, cuando la realidad es completamente distinta dada la experiencia y preparación de todo nuestro colectivo profesional, pero luego en el día a día quieren que mantengamos el tipo. Y lo mantenemos claro que sí, pero a costa de nuestra seguridad en muchos casos con materiales defectuosos, falta de personal por kilómetro cubierto y kilómetros por cubrir respaldados por un cartel de “Zona No Vigilada”.

En un país que registró en 2015 la llegada de 47,2 millones de turistas, se sigue pasando por alto la seguridad en uno de los atractivos más fuertes de nuestro territorio en la temporada estival, los espacios acuáticos. Ojalá estos datos ayuden a concienciar a todos aquellos en cuyas manos se encuentra la posibilidad de reducir estas terribles cifras de ahogamiento que desgraciadamente presagian de nuevo un año negro en el agua.

Comenta con Facebook

Javier Server

Javier Server. Socorrista en playas desde 2002, compagino esta profesión como formador en socorrismo acuático y Técnico en Emergencias Sanitarias. Apuesto por un socorrismo en continua renovación y con la motivación, la técnica y el trabajo en equipo como armas fundamentales para que como socorristas nos sintamos siempre seguros en nuestro entorno de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies